La batalla del Ebro

La madrugada del 25 de julio de 1938 comenzó una de las batallas más duras y sangrientas de la guerra civil española: la Batalla del Ebro. Tuvo una gran extensión por toda la zona baja del río Ebro, teniendo su punto de inicio en la zona próxima a Fayón.

Fue el último combate de la guerra civil en suelo aragonés, duró unos 13 días y dejó un número de bajas elevadísimo en los dos bandos.

En los años posteriores a la guerra civil y durante el periodo de post-guerra han ido surgiendo muchos interesados de la historia atraídos por todo aquello relacionado con el gran conflicto civil que se dio en España. En Fayón y gracias a dos apasionados vinculados al municipio, se creó una asociación con el objetivo de recuperar, restaurar, dar a conocer y exponer todo lo relacionado con la Batalla del Ebro, entre la zona Mequinenza-Fayón.

La asociación Memoria Histórico-Militar Ebro 1938 (MHMEbro1938) ha creado, con la ayuda de varios colaboradores, un museo. Dicha exposición cuenta con una extensión de 1000m2 repleta de materiales, información y audiovisuales relacionados con la Batalla del Ebro.

Con los años, la tarea de esta asociación ha ido más allá de la exposición de los materiales en un museo, ya que en 2007 crearon la primera Recreación de la Batalla del Ebro. Hasta la actualidad se ha seguido realizando cada año durante el último fin de semana de julio, y a lo largo de los años ha ido cogiendo tanta forma e importancia que ya son más de 300 recreacionistas venidos de distintos países europeos y centenares de espectadores.  En la Recreación se puede encontrar una feria de militaría antigua, trincheras de guerra, campamento histórico, caballería, aviación y todo tipo de vehículos y armas.